Globalización, identidad y algunos recuerdos...

Estábamos en la clase de Improvisación en Danza, de Sandra Reggiani, en el Departamento de Artes del Movimiento del IUNA. Tenía lugar un intercambio de ideas sobre uno de los textos de la cátedra y hablábamos sobre la globalización y la identidad. Los alumnos participaban acaloradamente, y en medio del debate, no sé quién ni cómo, se subrayó el hecho de que el fenómeno de la globalización nos imponía modelos culturales, ideas y sentimientos ajenos a nuestra identidad.
Por un momento una imagen escalofriante me asaltó: me pareció que lo que decían los alumnos era muy parecido a la frase "ideologías foráneas, contrarias a nuestro ser nacional".
Quzás muchos no sepan todo lo que significó el sistema de ideas que estaba detrás de esta frase, ni su costo en vidas humanas. No quiero decir que nuestros alumnos lo compartan. Pero quisiera señalar que el tema de la globalización, la evolución de la cultura y la identidad es mucho más complejo, que para abordarlo lo que menos hace falta es un esquema simplista y maniqueo. A veces no es fácil distinguir lo que es progresista en el campo del pensamiento y la acción cultural. Pero quizás un pensamiento menos prejuicioso y más abierto a la duda, alejado de las ideas políticamente correctas, nos ayude. Adelante!!!

5 comentarios:

Ariel Corbat dijo...

Estimado Aníbal:

Los avances tecnológicos en materia de comunicaciones hacen de la "globalización" un hecho presente, ya es parte de la realidad y no algo que esté por venir. Pretender negarse a ser parte de un mundo que se comunica al instante, sería no entender el hoy y negarse el futuro. Contrariamente a lo que muchos piensan la globalización no es invitación a anular la propia identidad perdiéndose en una masa amorfa de consumo inmediato. Quién diga que eso es la globalización no entendió nada. La riqueza de la globalización, la forma de aprovechar las oportunidades, está en ser parte de ese proceso manteniendo a rajatabla la identidad cultural. Como diría la gran Eladia Blázquez "Convencernos que somos nosotros, que tenemos pasta y nos sobra la clase", para así "tirarnos a más, nunca a menos". Ahora bien, la expresión "ideologías foráneas contrarias a nuestro ser nacional", que juzgás de "escalofriante" tenía un sentido muy concreto en el mundo posterior a la Segunda Guerra Mundial contextualizado por lo que dio en denominarse la guerra fría, que como alguna vez me dijo alguien dueño de un gran sentido del humor: “Habrá sido fría para el tipo sentado en un escritorio de Washington o de Moscú, pero cuando las balas silbaban sobre mi cabeza yo estaba bastante caliente”. En la actualidad, caído el muro y derrumbada la URSS, aunque aquella expresión pueda sonar vieja claramente hay sistemas políticos que son contrarios a nuestro ser nacional, y no está mal tener el valor de decirlo.

Cordialmente, Ariel Corbat.
La Pluma de la Derecha.
http://www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López.

queremossaber dijo...

Antes de entrar un poco más en el tema... vean esto:

http://video.google.es/videosearch?q=historia%20de%20las%20cosas%20espa%C3%B1ol&emb=0#

Un saludo

Anónimo dijo...

Ariel,
Desgraciadamente, el "Ser Nacional" o "La tradici�n" son inventos destinados a satisfacer las ambiciones de los poderosos de turno, o a subvertirlas, por los poderosos del futuro.

Desconf�en del "Ready to Think"!

Heriberto dijo...

Aníbal: Lo lamentable es que siempre se habla de "identidad cultural" como si ésta fuera una construcción voluntaria. La identidad existe siempre, sin ningún tipo de calificación necesaria, ni buena ni mala. Es simplemente un resultado. No podemos decir: "A psartir de hoy voy a tener identidad". Es algo que simplemente "sucede", no hay un esfuerzo pàra tenerla. HERI

laurife dijo...

Fui alumna del IUNA. Mi nombre es Laura ...Deseo ser lo más clara posible, porque el tema es muy complejo, mismo el concepto "Globalización" entre muchos autores está en discusión, también teniendo presente que puede significar diversas posibilidades (o no) desde donde se lo toma: desde el arte, la economía, el intercambio, la política. Vivimos poniendo nombre a las cosas y no las entendemos... La educación, lo más importante que puede tener una persona para su proyección hacia el futuro no nos enseña (en su basta mayoria) a reflexionar...eso es para mí, lo preocupante de nuestras Instituciones Educativas (pensando que las instituciones no se crean de la nada, las "hacen" las personas). UN ABRAZO MAESTRO.